Páginas vistas en total

viernes, 31 de enero de 2014

Pocho de arranque






Por Carlos Maidana

Omar De Felippe realizó un ensayo formal de fútbol con Federico Insúa entre los titulares. El Pocho jugó junto a Daniel Montenegro, Matías Pisano y Facundo Parra en la delantera e hizo uno de los goles en el empate ante los suplentes.

Este viernes por la mañana, Omar De Felippe realizó un ensayo de fútbol formal con vistas a lo que será la última semana de entrenamientos previa al debut en la segunda rueda del campeonato de la B Nacional ante Brown de Adrogué.

La novedad es que Federico Insúa jugó para el equipo titular y anotó uno de los goles del empate 2 a 2. Matías Pisano anotó el restante, mientras que para los suplentes marcaron Guillermo Pereira y Sebastián Penco.

Los once que paró De Felippe y se presumen que podrían ser los titulares ante Brown formaron con Diego Rodríguez; Gabriel Vallés, Cristian Tula, Julián Velázquez, Federico Mancuello; Martín Zapata, Reinaldo Alderete; Daniel Montenegro, Insúa, Pisano y Facundo Parra.

En tanto que los suplentes formaron con Fabián Assmann; Sergio Ojeda, Samuel Cáceres, Claudio Morel Rodríguez, Lucas Villalba; Fabián Monserrat, Franco Bellocq (Pereira), Leonel Miranda; Hernán Fredes; Adrián Fernández y Penco.

La principal preocupación del DT pasa por la recuperación de Marcelo Vidal. Si bien falta más de una semana, se presume que no estará para el primer partido. Aún continúa recuperándose de la tendinitis en su rodilla derecha.


Fuente Infierno Rojo

Ya se engancha





Insúa se quiere ganar su lugar en el equipo titular.

De Felippe probó un esquema 4-2-3-1 e incluyó a Federico Insúa, junto con Daniel Montenegro y Matías Pisano, en una línea detrás de Facundo Parra. En el lateral izquierdo estuvo Federico Mancuello. ¿Paró el equipo para el debut del 2014 ante Brown de Adrogué?

En Independiente hay revolución. La llegada de Federico Insúa convulsionó al Rojo. Y no sólo desde la idolatría que le tienen los hinchas, sino también desde el punto de vista táctico. Claro, Omar De Felippe incluyó este viernes al Pocho en el equipo de los titulares. ¿Y dónde jugó? El entrenador ubicó a Insúa como mediapunta por izquierda, acompañando a Matías Pisano y a Daniel Montenegro en una línea de tres que fue la encargada de generarle juego a Facundo Parra, el único delantero.

Así, De Felippe terminó de concretar un 4-2-3-1, con Federico Mancuello ocupando el puesto que dejara vacante Claudio Morel Rodríguez durante las dos primeras fechas por la suspensión de cinco fechas (cumplió tres con amistosos) que le valió haber sido expulsado contra Racing en el clásico de verano. Otro de los movimientos obligados del técnico fue el ingreso de Reinaldo Alderete. El ex San Martín de San Juan tomó el lugar de Marcelo Vidal, quien está recuperándose de una molestia muscular y aún es duda para la primera jornada de la B Nacional.

De esta manera, los once que dispuso De Felippe y que empataron 2-2 con los suplentes fueron Diego Rodríguez; Gabriel Vallés, Cristian Tula, Julián Velázquez, Mancuello; Martín Zapata, Alderete; Pisano, Montenegro, Insúa; Parra. Estos serían los que iniciarían el segundo semestre del Rojo en la segunda categoría del fútbol argentino el 8 de febrero, cuando los de Avellaneda visiten a Brown de Adrogué.


Fuente Olé

Insúa: “Fueron a buscar al Insúa de Vélez; no al de 2002”.





Por Nahuel Lanzillotta; "CLARÍN".

El mediocampista dice que en estos momentos de exigencia hay que estar sueltos para jugar y lúcidos para entregar la pelota.
  
De regreso. El Pocho Insúa dice que “no es loco pensar en finalizar mi carrera en Independiente”./GUSTAVO GARELLO; "CLARÍN".

Salió del vestuario, luego de transpirar el primer entrenamiento de su tercer ciclo en Independiente, con el botinero debajo del brazo, como hace 12 años.

La imagen pudo resultarle un deja vu a esos padres fanáticos que se acercaron junto a sus hijos al predio de Villa Domínico para una foto o un autógrafo en la camiseta. 

Y si bien Federico Insúa ya no es aquel pibito de cabellera rolinga que aportó todos sus pasos para levantar el trofeo del Apertura 2002, en esta extensa charla con Clarín sostuvo que confía en la vigencia de su fina zurda, pero esta vez para colaborar con el objetivo de devolver al Rojo a Primera.

-¿Cuándo te picó el bichito de volver a Independiente?

-Siempre lo tuve en mente, pero esta fue la primera vez que vinieron a hablarme concretamente. Desde un primer momento dije que sí. Tuve dos años muy buenos en Vélez y me pareció que era el momento de volver. Siento que tengo que estar acá en este momento del club. Es una decisión personal y le agradezco a Vélez que me trató muy bien y me entendió.

-¿La movida de tu regreso se gestó en la despedida de Milito?

-Fue muy fuerte lo de la gente ese día y la dirigencia se dio cuenta.

-¿Te sorprendió la ovación del hincha, teniendo en cuenta que en algún momento te trataron de traidor cuando te fuiste a Boca?

-No me la esperaba. La gente en su momento se enojó, pero después supo todo lo que pasó. Yo decidí irme por una medida que tomó el presidente (Julio Comparada). La gente se dio cuenta con el tiempo cómo fueron las cosas. Yo no necesito quedar bien con la gente porque todas las decisiones que tomé siempre fueron muy pensadas y obré con los pies sobre la tierra.

-¿Cómo viviste el descenso del equipo desde afuera?

-Me dolió porque Independiente es un club muy grande. Es muy raro lo que le pasó, como a River. Pero son experiencias y hay que demostrar la grandeza para levantarse. Hay que afrontarlo y atacar el problema. El equipo lo está haciendo, mejoró mucho.

-Nunca jugaste en el Ascenso. ¿Cómo te lo imaginás?

-Estoy esperando la primera fecha. Por ahora no me imagino nada. Quiero adaptarme rápido al funcionamiento del equipo.

-¿Y pensás que vas a necesitar adaptarte a la categoría además?

-A ver, existe una diferencia entre categorías: son distintos jugadores, distintas canchas... Y quizá sí haya un tiempo de adaptación lógico. Yo apunto a que me salgan bien las cosas. El tema es que si eso no ocurre van a empezar a decir que uno no se adapta... Si el equipo anda bien, todo tiene que salir de manera natural.

-En el último torneo en Vélez jugaste los 19 partidos pero no completaste ninguno. ¿Estás para bancarte los 90 minutos?

-Estoy muy bien. Mi posición es muy sacable (sic). Toda la vida fue así. Si vas ganando, se pone a un jugador más defensivo en ese puesto para cuidar el resultado; si vas perdiendo, ponen a otro delantero. Además, el mediocampo de Vélez tiene jugadores que permiten hacer diferentes dibujos y Gareca en su momento decidió meter a Canteros y estuvo bien. Creo que en estos dos años hice las cosas muy bien en Vélez, se vio. Hice goles, jugué 85 partidos, gané dos títulos y peleamos una final con San Lorenzo. La vigencia te marca. Es mentira que me fueron a buscar por lo que fui. Fueron a buscar al Insúa de Vélez; no al de 2002.

-El hincha se ilusiona con el tridente Pisano-Montenegro-Insúa.

-El hincha se ilusiona con Independiente porque históricamente fue un equipo de pregonar buen juego. Hoy tiene jugadores para hacerlo. Vamos a ver cómo nos acoplamos. Me parece que ese dibujo táctico (el 4-2-3-1) es bueno, pero hay que tener un orden sobre todas las cosas. En el momento de nerviosismo y exigencia en el que está Independiente hay que estar más suelto a la hora de jugar y muy lúcido para entregar la pelota.

-¿Qué te dijo Omar De Felippe?

-Hablamos un poco de cómo se puede llegar a dar esa sociedad y de a poco lo vamos a ir viendo. Lo importante es que hice la pretemporada como corresponde en Vélez y que estoy a la par del grupo.

-¿Sentís que esta va a ser una experiencia especial, distinta a todo lo vivido en tu extensa carrera?

-Sí. Independiente me marcó mucho y por eso quise venir a dar una mano. Si logramos el ascenso va a ser muy importante para mí.

-¿Es descabellado pensar en quedarte en Independiente hasta el final de tu carrera?

-No es loco pensar eso. Es una alegría estar acá, pero por ahora firmé por un año y medio.



Fuente Clarín

Insúa: “Comparada es un mamarracho”





Federico Insúa habló luego de su primer día en Independiente y se mostró muy contento de reencontrarse en Villa Domínico junto a Daniel Montenegro y Gabriel Milito. 

Disparó munición gruesa contra Julio Comparada y contó detalles de su polémico pase a Boca en el 2005.

“Estaba bien en Vélez, tuve dos años muy buenos. Siempre esperé la chance de volver y lo tuve en mente”, afirmó el “Pocho” en diálogo con De La Cuna Al Infierno.

“Estoy muy bien físicamente, me preparo siempre para jugar. En Vélez salí por una cuestión futbolística, nada más. Hice la pretemporada y hoy ya entrene a la par del grupo. Trato de estar a la altura de un chico de 18 y aprender de ellos también. Hay un grupo muy lindo y unido”, agregó.

Luego, expresó la alegría que le causó reencontrarse con Milito y Montenegro nuevamente en el predio de Villa Domínico: “Fue una alegría muy grande volver a encontrarme con ‘Gaby’ Milito, lo mismo con el ‘Rolfi’. Son amigos, a Gabriel lo veo muy bien en lo que está haciendo y me pone muy contento. Se nota lo que quiere al club. El ‘Rolfi’ está intacto, la cinta de capitán le queda muy bien y el grupo lo respeta mucho”. También bromeó remarcando que ya no son los mismos que eran en el 2002: “Me gustaría tener el pelo que tenía en el 2002, ‘Gaby’ está complicado también con ese tema. El único que esta igual es el ‘Rolfi’”.

En cuanto a su conflictivo pase a Boca, recordó: “Entiendo a la gente que aún está enojada. No puedo pedir disculpas porque fue algo pensado y no siento que tenga que pedirlas. Jugué un año gratis y con una mentira a cuestas. Sé que la gente con el tiempo iba a saber lo que pasó y todo el tiempo pensé en el cariño del hincha. A pesar de todo siempre fui respetuoso y siento que aclarar a veces queda feo. Nunca dije lo que se dice”.

El “Pocho” aprovechó también para pegarle a Comparada: “Tenía un contrato para continuar en el club hasta el 2008 y el tipo lo rompió. Es un mamarracho, pero no vale la pena hablar más de eso. Respeto el sentimiento de la gente y sabía que lo iban a entender con el tiempo”.

Para finalizar, confió en devolver a Independiente a Primera. 

“No tengo dudas que vamos a ascender. Soy un tipo positivo, pero real. Si veo algo que está mal soy muy autocrítico. Vivo el momento con alegría. Veo bien al equipo y muy fuerte al grupo. La unión y el orden es fundamental”, cerró.


Fuente LxR