Páginas vistas en total

sábado, 16 de diciembre de 2017

Holan, el rescatista

Por Juan Limansky

El entrenador de Independiente revalorizó a muchos jugadores que eran resistidos por la gente y terminaron siendo figuras.
  

Holan y un festejo inolvidable.

Desde el funcionamiento colectivo hasta la idea de juego, pasando por su discurso y por el buen grupo que formó, a Ariel Holan se le pueden destacar muchas cosas sobre su gran trabajo en Independiente, que se coronó con la conquista de la Copa Sudamericana.

Uno de los logros más importantes para el entrenador fue cómo revalorizó a muchos futbolistas. Varios integrantes de este plantel no venían teniendo continuidad o eran de los más resistidos por el público y terminaron jugando en gran nivel y ganándose el cariño de la gente.
  

Holan, dándole indicaciones a Sánchez Miño.

Uno de los casos más emblemáticos es el de Juan Sánchez Miño, a quien los hinchas le apuntaban por haber errado el penal en la definición ante Chapecoense, en la anterior Sudamericana.

A fuerza de grandes rendimientos, el zurdo se fue poniendo a la gente en el bolsillo y terminó siendo un jugador clave para el DT, que lo utilizó tanto de lateral izquierdo como en el mediocampo.

Otro futbolista que se potenció fue Ezequiel Barco. Si bien ya era una de las joyitas del club, el joven de 18 años se había estancado y muchos hinchas empezaron a dudar de su potencial. Pero Holan le dio confianza y terminó siendo una de las grandes figuras, con una brillante actuación en la final ante Flamengo. Hoy se habla de una posible transferencia millonaria.

Martín Benítez es otro de los jugadores cuyas acciones subieron desde la llegada de Holan. Si bien recién tiene 23 años, debutó muy joven y hace mucho tiempo que está en la Primera. Tuvo altos y bajos y la gente ya lo cuestionaba, pero en este año mostró un nivel muy parejo y fue clave en distintos momentos, pese a que sufrió algunas lesiones.
  

Meza fue clave para ganar la Copa.

Uno de los que terminó siendo uno de los mejores jugadores del equipo, con rendimientos altísimos en el último tiempo, fue Maximiliano Meza. Muchos se olvidan de que al ex Gimnasia le costó mucho la adaptación al Rojo y no lograba encontrar su mejor nivel en sus primeros partidos. Holan apostó por él y el volante ofensivo le respondió dentro de la cancha.

Por otro lado, hay dos juveniles como Fabricio Bustos y Alan Franco, que no tenían mucha continuidad (Franco ni siquiera había debutado) pero el entrenador los puso como titulares indiscutidos y fueron dos baluartes de la defensa. Ambos tienen 21 años y un futuro enorme. Todas estás apuestas del DT, que terminaron saliendo bien, son una gran noticia para el patrimonio del club. Los dirigentes ya están trabajando para asegurar la continuidad de Holan y que así sigan los éxitos.



Fuente El Gráfico