Páginas vistas en total

viernes, 23 de junio de 2017

Ganó, gustó, goleó y se acomodó


Por Denis Fabricatore

Por la penúltima fecha del Campeonato 2016/2017, Independiente goleó 3-0 a Unión en Santa Fe y se metió nuevamente en zona de clasificación a la Copa Libertadores. Un doblete de Emiliano Rigoni y un gol de Lucas Albertengo decoraron el triunfo en el Estadio 15 de Abril.

El partido empezó de la peor manera para el Rojo. No hacía pie en el campo de juego y no reaccionaba mientras el rival asustaba cada vez más. Tal fue así que el primer cuarto de hora fue todo del Tatengue, que jugó en campo del Rojo y no se puso en ventaja por falta de puntería. Pero el trámite iba a cambiar enseguida.

El equipo de Ariel Holan adelantó sus líneas y empezó a generar peligro de la mano de Rigoni, Martín Benítez y Ezequiel Barco, sumado a las subidas de Fabricio Bustos y Nicolás Tagliafico. De a poco Independiente se adueñó del partido. Tras algunos minutos de insistencia e imprecisión, fue el cordobés el que rompió el cerrojo de Unión a los 30’: Benítez jugó para Barco, el pibe encaró y jugó para Rigoni, quien definió con un zurdazo inatajable para el arquero.

Si el Rojo ya era dominador, con el gol se soltó mucho más hasta perderse goles insólitos en los pies de Barco, Benítez, Lucas Albertengo y Rigoni. Por su parte, el local respondió con dos remates de Mauro Pittón y Diego Villar que tuvieron buena respuesta de Martín Campaña.

El trámite no varió demasiado en el complemento. Si bien los de Pablo Marini jugaron unos minutos en campo de Independiente, sólo complicaron al arquero uruguayo con un violento remate que hizo lucirse al arquero uruguayo. En tanto, cada avance del Rojo era medio gol.

El partido se desniveló completamente a los 19′, cuando Barco estrelló un remate en el travesaño y Rigoni capturó el rebote con un derechazo que dejó sin chances a Matías Castro. Desde ahí, los de Holan manejaron el partido a su gusto, aún con alguna molestia de Nicolás Tagliafico y con un Barco bastante golpeado (le cometieron un penal no cobrado).

Cerca del final, Albertengo puso el 3-0 definitivo tras aprovechar un desvío en un defensor que lo dejó perfectamente habilitado. Fue así como Independiente liquidó con autoridad un encuentro que al principio no le fue nada fácil y sumó un triunfazo que lo devolvió a los puestos de Copa Libertadores. Ahora queda una final durísima contra Lanús.

Fuente LxR


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.