Páginas vistas en total

jueves, 29 de junio de 2017

Siempre presentes



Emiliano Rigoni y Ezequiel Barco fueron los únicos jugadores de Independiente que disputaron las 30 fechas del Torneo de Primera División.

Los atacantes por las bandas del equipo de Ariel Holan dieron el presente en cada uno de los cotejos del campeonato. Tanto Rigoni como Barco participaron de cada encuentro, se ganaron la titularidad y fueron de lo más punzante de un plantel que elevó su nivel sobre el cierre del certamen.

Sin dudas, Emiliano Rigoni ha sido el jugador más determinante del equipo, sobre todo en el segundo semestre. Abrió partidos complicados, como el clásico,  y también fue desequilibrante y fundamental para el funcionamiento que Ariel Holan pretendió.

El jugador cordobés fue el goleador del equipo anotando 11 tantos, 9 de ellos en los últimos 15 encuentros. Además, el ex Belgrano de Córdoba, también fue el máximo anotador del Rojo en el anterior Torneo local con 4 gritos.

El otro futbolista que jugó las 30 fechas fue Ezequiel Barco, también fue de lo más desequilibrante del Rey de Copas en el Torneo. Tuvo su gran aparición en el primer semestre, a pesar de haber entrado desde el banco de suplentes en varios enfrentamientos. Con Holan como DT, se ganó rápidamente estar entre los once, con actuaciones brillantes jugando más adelantado en la cancha, posición que le supo encontrar el entrenador.

Barco disputó los 30 encuentros y anotó 4 goles, dos de ellos desde los doce pasos. Pese a que ante el Granate falló un penal decisivo, el chico de 18 años tiene crédito de sobra en el Rojo y fue ovacionado por todo el Libertadores de América, muestra total de lo importante que es el Turri en el equipo.

Cuando el contexto del equipo ayuda, estos jugadores se destacan.




Fuente Infierno Rojo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.