Páginas vistas en total

martes, 4 de julio de 2017

Alejandro Chamuyero


La dirigencia había anunciado la contratación de Chumacero, quien finalmente no vendrá. Olé te cuenta qué fue lo que pasó.

Chumacero grita un gol para The Strongest.

“Entre lunes y martes, Chumacero va a estar firmando su contrato con Independiente”. A las palabras del secretario deportivo del Rojo, Jorge Damiani, se las llevó el viento. El volante boliviano que quería Ariel Holan finalmente no va a desembarcar en Avellaneda. Ya son varias las negativas que el club recibió en lo que va del mercado de pases y los hinchas reiteran una pregunta en las redes sociales: ¿Por qué todos le dicen no al Rojo?
Ignacio Scocco fue el primero en bajarse. Paolo Goltz el segundo. “No podemos competir con las billeteras de River y Boca”, explicaron desde el club.
El caso de Chumacero es muy distinto. Fueron dos los factores que atentaron contra su llegada. El domingo surgió la primera complicación. Los directivos de The Strongest se enojaron porque sus pares del Rojo se sentaron a negociar con el representante del jugador, Alfredo Turdó, sin conversar previamente con ellos. Sintieron que los puentearon. Pero en Avellaneda confiaban en que el futbolista iba a ejercer presión para forzar su salida. “Quiere ir a Independiente”, había reconocido Turdó.
Sin embargo, a Chumacero le llegó una carta documento que alteró sus planes. El volante, que últimamente juega de extremo, fue citado a declarar por tener un vehículo que presuntamente fue robado. “Quiero quedarme a jugar la Libertadores”, argumentó. Pero los motivos fueron otros.



Fuente Olé

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.