Páginas vistas en total

jueves, 13 de julio de 2017

¡Y nos vamos a la pausa!


Por Lucas Campos

-Eso fue un casi gol. Ya tuvimos muchos casi goles, repetía incesablemente un chiquilín hincha de Independiente que luego se sentó algo desilusionado cuando el visitante metió los goles. Aunque, de la mano de su viejo, se fue imaginando que Rigoni la rompería en la vuelta y le daría la clasificación a su Rojito querido.

Lo que pasa es que este Independiente es un, “Y nos vamos a la pausa” constante. Te deja siempre expectante de lo que sucederá al final. Nunca se cierra del todo la cosa, siempre hay que esperar un cachito más. Y a veces te sorprende, como hoy, con un primer tiempo en dónde el paladar negro hizo y deshizo a su gusto, Barco tiró caños y hasta Fernández asistió y marcó. 4 a 0 finalizaron los 45 iniciales.

Pero por los peros de los peros, en la segunda parte, el equipo de Holan se durmió y le robaron dos goles. Tan inocente como el chiquilín. Que a pesar de los dos tantos chilenos, me sostenía a capa y espada que en la vuelta Rigoni la iba a romper.

Se había terminado el partido. 4 a 2 a favor de Independiente, que en la altura deberá estar a la altura. Un equipo que entusiasma pero al que le terminan robando los caramelos como a un chico. Como a ese chico, que me convenció. Porque me habló con tanta seguridad, que no le pude decir que no.

Con Independiente yéndose siempre a la pausa, esperaremos este desenlace con mucha expectativa. Con un equipo que es extremadamente peligroso, hasta consigo mismo. Que hace y se hace daño. Pero en su lomo lleva la ventaja de dos goles y de ser el Rey de Copas.

Entonces, encendí un cigarrillo, pité y abrí la puerta de casa. Estaba mi viejo levantado. Antes que me diga nada, lo anticipé

-Quedate tranquilo, Rigoni la rompe en la vuelta y nos volvemos clasificados

A lo que el tipo retrucó

-Parecés un nene-



Fuente De la Cuna al Infierno

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.