Páginas vistas en total

jueves, 13 de julio de 2017

Uno x uno vs. Iquique – Según Orgullo Rojo


Por Javier Brizuela

Martín Campaña (6): El uruguayo saca una chance con el taco a los 43 y tapa otra sobre la hora, antes del segundo descuento, en las que fueron sus únicas intervenciones en el encuentro.

Fabricio Bustos (7): Otro partido descomunal del a esta altura gran lateral del Rojo. Yendo como siempre como una tromba arriba, participando en varias jugadas, por ejemplo la que termina siendo chance clara de Fernández. Cuando quedó tirado y pidieron camilla me bajó la presión; así de importante es ya en el equipo.

Alan Franco (6): Más allá de un error serio a los 16 y de excederse con la pelota en algunas jugadas, otro encuentro firme del central. Abre el marcador de cabeza a los 23 y peina en el cuarto.

Nicolás Tagliafico (5,5): Venía teniendo un partido tranquilo, acomodando la defensa y aportando serenidad y salida. Pero cometió, tropezón de por medio, el penal que posibilitó la levantada chilena.

Gastón Togni (6): Buen partido del pibe, como si conociera la posición. Al abrirse tan rápido el encuentro terminó jugando gran parte del mismo realmente como tres, cuando se especulaba con que lo haga más como volante. Cuando estaba empatado fue bien arriba, como en la que le termina dando un gran pase a Barco a los 7.

Nery Domínguez (5): Sin ser mala su actuación, quedó claro hoy también que no está teniendo su mejor momento. Le cuesta a veces hacer pie en la marca y se muestra lento. Convierte el cuarto.

Diego Rodríguez (7): En sintonía con el gran nivel mostrado ante Lanús hace 15 días. Corriendo a todos, asfixiando, sin dar un balón por perdido. Y cuando puede trata de ser vertical. Está volviendo a ser Toro y es una gran noticia.

Emiliano Rigoni (6.5): Atípico lo del cordobés, que no convirtió ni fue tan determinante en el desarrollo del encuentro como lo es casi siempre. Es raro pensar en un Independiente haciendo cuatro goles en un tiempo y que ninguno sea de él. Pese a eso, fue bueno su rendimiento, con varias buenas jugadas, un gran pase a Barco, algunos piques con centro al medio y las pelotas paradas del primero y el cuarto.

Maximiliano Meza (5,5): Otro encuentro con altibajos y sin lograr ubicarse en el campo. Cuando se engancha participa muy bien, pero luego desaparece durante un tiempo. Trae de vuelta una pelota que parecía perdida en el tercero.

Ezequiel Barco (6): Lo del Turri fue el espejo de lo que fue Independiente esta noche. Un gran primer tiempo, donde se lo vio imparable, con un gran desborde a los 7, un golazo a los 34 y varias jugadas en las que mostró su habilidad. Y un complemento en el que desaprovechó la chance de cerrar la serie y casi que sobró el partido, errando un mano a mano y terminando muy mal varias jugadas claras de gol. Tiene una desatención en un tiro libre visitante a los 34 que terminó dando en el palo.

Leandro Fernández (7.5): Volvió con todo y puede ser un gran refuerzo para este equipo. Picante, fuerte, en un rato hizo mucho más que Albertengo en los últimos partidos y se metió a la gente en el bolsillo, haciendo más ridículas las frases de Nakis acerca de su no habilitación en las fechas finales del torneo. Erra un gol solo tras centro de Meza a los 14. Varias buenas jugadas por izquierda, una por derecha en la que amaga a volver atrás y termina dejando solo a Barco de zurda para el segundo y convierte el tercero. Volver a verlo bailar es muy saludable.

Martín Benítez (4): Entró por Nery a los 67 y no fue buena su participación. Un lindo pase a Albertengo y nada más para el misionero.

Lucas Albertengo: Reemplazó a Fernández a los 72 y teniendo todo a favor, para volver a marcar y sellar una goleada histórica, pasó todo lo contrario. Se lo vio lento, sin poder meterse nunca en el partido. Tuvo un mano a mano en el que tarda en definir y quedó varias veces en offside.

Leonel Álvarez: Entró sobre la hora por Meza y no participó del juego.

Ariel Holan: Excelente primer tiempo, con juego, presión y efectividad. Siempre me quejo de que en Avellaneda regalamos los primeros 45 y hoy no pasó. Desde el puntapié inicial se notó que la intención era comerse al rival. Pero claro, esta vez estuvo en oferta el complemento y los chilenos aprovecharon. Los jugadores parecieron sobrar el desarrollo y él no lo pudo revertir con los cambios, que de hecho no salieron nada bien. Es momento de que utilice la espalda que consiguió a base de un gran trabajo y resultados, para exigir que los dirigentes cumplan con lo que tienen que hacer y refuercen el plantel como se lo merece. Por ahora están durmiendo como el equipo en el segundo tiempo, en un mercado de pases tan negro como la linda camiseta estrenada hoy.



Fuente Orgullo Rojo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.