Páginas vistas en total

martes, 11 de julio de 2017

Rodríguez pasó de prescindible a ser el motor del equipo


Por Matias Carusso

A comienzos de este año estuvo a punto de pasar a Belgrano porque no iba a ser tenido en cuenta. Pero él pidió quedarse y el tiempo le dio la razón. Diego Rodríguez Berrini tuvo un semestre irregular con Gabriel Milito pero se transformó en una pieza clave del equipo de Ariel Holan.

¿Cómo lo hizo? El factor principal lo explica el esquema. La mejor versión del uruguayo fue cuando jugó de doble cinco, tal como sucedió en 2014. Con el Mariscal se desempeñó la mayoría de las veces como único volante central pero con Holan lo hizo siempre acompañado.

El Torito venía de una larga inactividad y falto de fútbol y las responsabilidades lo abrumaron. Casi nunca logró estar preciso tanto en la marca como en la distribución e Independiente lo notó. Mermó su nivel, perdió terreno y se convirtió en un jugador prescindible para Holan. Claro, las llegadas de Nery Domínguez y Walter Erviti suplirían las de Jorge Ortíz y el charrúa, quien a último momento optó por quedarse.

Rodríguez empezó jugando porque no había llegado la habilitación de Domínguez y su buen rendimiento obligó al técnico a mantenerlo entre los once y sacar a Erviti, quien alternó más malas que buenas. El Torito ganó en confianza, se destacó por el trabajo sucio, mejoró en la distribución y encontró en el ex Rosario Central a su complemento ideal. Incluso en el último tiempo se lo vio en mejor nivel que antes de lesionarse.

En el certamen jugó 23 partidos -22 como titular-, anotó un golazo ante Patronato y se caracterizó por ser, sobre todo este año, la rueda de auxilio de un equipo muy agresivo. Y si bien hoy quieran utilizarlo como figura de cambio para traer a Iván Marcone, cabe destacar que el uruguayo supo reinventarse, equilibró al Rojo y terminó siendo imprescindible para Holan, quien lo guardó contra Aldosivi para poder estar contra Boca. Motivos suficientes para mantenerlo en el plantel para la próxima temporada.



Fuente LxR

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.