Páginas vistas en total

domingo, 9 de julio de 2017

Damiani quedó marcado y se alejó de las negociaciones


Por Ariel Vilachá |

Tras el papelón con Chumacero y no poder conseguir los refuerzos que pidió Holan, el secretario deportivo Jorge "Puma" Damiani "quedó marcado" y en el centro de las críticas y decidió alejarse. Ya no interviene más en las negociaciones por las incorporaciones

Siempre le gustó figurar. Pero no le vienen saliendo bien las cosas al hombre. Los mercados de pases no son su fuerte, y el actual es una muestra más. Con voluntad no alcanza.

Como en los mercados anteriores, Jorge Damiani, alias el Puma como lo llaman los íntimos (y también los chupamedias y/o alcahuetes de turno) pasó otro papelón. Ya tenía en su haber casos como el de Piatti quién le dijo unas 5 veces que no volvía, por solo citar un ejemplo.

Ésta vez fue con Chumacero, el ignoto jugador boliviano que le dijo que no venía con una "cartita" por twitter, cuando una hora antes Damiani daba por hecho por radio la llegada de Chumacero. Un papelón comparable con el que le pasó a Armando Fellín el dirigente de Cantero que perdió al jugador Niell por ir al cine. La parte a destacar es que colaboró con los sueldos de Victorino y el Cebolla Rodriguez.

Siguiendo en la semana declaró que "van a llegar dos jugadores de renombre, uno es chileno y el otro es uruguayo". Claro que volvió a pifiarle. El que viene es venezolano y es (aparentemente) Amorebieta. El chileno con el que Damiani se quiso hacer el misterioso (después de que en cada nota tira 40 apellidos y después se queja porque lo tiran los medios) era Beausejour. Al día siguiente salió un directivo de la U de Chile "La oferta no reúne las condiciones para hacer efectiva la cláusula". Y el uruguayo es Gargano por el que habría que pagar algo así como 4 millones de dólares para que salga de México.

Como si fuera poco Damiani no tiene buen diálogo con el entrenador, ya cansado de tener que hacer él las veces de directivo y llamar y ocuparse de las negociaciones.   El punto fue cuando Damiani le ofreció a Holan al delantero Enrique Triverio del Toluca, a quién Holan no le gusta.

Por todo ésto Damiani, alias el Puma, "quedó marcadito" y en el centro de las críticas, no solo de los hinchas en las redes sociales (en las que Damiani hasta ha insultado a usuarios) sino también  por la CD donde generó malestar entre los propios dirigentes, y hasta en el propio Hugo Moyano. Sin tener en cuenta que tuvo dos encontronazos con directivos: primero con Noray Nakis en la previa del partido con Arsenal que casi termina a las piñas y el otro en el hotel en la previa del partido con Boca, donde discutió también muy fuerte con Héctor Maldonado por querer dejar afuera de la lista de allegados a dos dirigentes (Nicora y Luzzi) para ir a la Bombonera, a la cual Damiani decidió no ir. Y a los dirigentes no les gustaron nada las declaraciones que vino realizando en las últimas semanas.

Con todos éstos hechos Damiani tomó la decisión de no participar más de las negociaciones, o al menos hasta que se calmen las aguas. Las negociaciones las llevarán a cargo Héctor Maldonado y Fabio Fernández.

Está claro que el Puma, (perdón por la confianza), quedó marcado.



Fuente Mas Rojo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.