Páginas vistas en total

lunes, 19 de junio de 2017

Independiente dejó pasar otra chance inmejorable porque aún no es un "gran" equipo

Tenía la oportunidad de saltar a zona de Copa Libertadores pero apenas igualó en su cancha con Olimpo, que continúa angustiado con el descenso
  


Buenos equipos, hay en un número interesante. Grandes equipos, hay poquitos. Son buenos equipos aquellos que saben lo que quieren, que tienen una identidad y que son conscientes de sus limitaciones. Y son grandes equipos esos que, cuando la situación lo requiere, pegan el salto de calidad. Que aparecen cuando empiezan las dudas o cuando todos lo reclaman y se planta en cualquier campo de juego y con autoridad dicen presente.

Independiente se alista en el primer grupo. Se hizo respetable a partir de la inteligencia de su técnico, que supo potenciar individualidades que se debatían en la intrascendencia y merced a buenos resultados logró cambiarle el semblante a su gente, a tal punto de ilusionarla. Pero de ninguna manera puede reclamar un lugar entre los grandes equipos. No lo es.

Porque cuando se le presentaron chances para saltar al lugar que se le otorga exclusivamente a los “distintos”, falló. 

Le pasó en Mar del Plata, cuando estaba ante la posibilidad de armar un lío en la lucha por el título y fue incapaz de hacerle un gol a Aldosivi. A la semana siguiente tuvo la última gran chance de discutirle el certamen a Boca y el marco lo superó, al margen de los errores de los que Ariel Holan se hizo cargo (por ejemplo, poner casi medio equipo en inferioridad física).

El domingo no estaba ante la oportunidad de ir por el título, pero sí por algo que la gente le reclama: un lugar en la Libertadores. El marco estaba preparado. Había caído San Lorenzo y empatado Newell’s. Sólo tenía que ganarle a Olimpo para pasar a depender de sí mismo. Y volvió a claudicar.


El 1-1 final no fue derrota, porque el equipo aurinegro, que aún luchando por no descender impuso condiciones en la mayor parte del desarrollo, no se animó a llevarse todo a Bahía.

Encima Independiente, que volvió a tener en cancha jugadores que arrastraban las piernas (a esta altura parece capricho del DT, a no ser que se resista a tirarle responsabilidad a más pibes del club), no supo manejar un resultado que se le abrió con el gol de Albertengo. Temeroso, se dejó estar, Olimpo se lo llevó por delante y lo pagó con el gol de Carlos Rodríguez.


Hasta aquí, lo mejor de Independiente se vio cuando vino de atrás. Cuando era el momento de estar a la par de los más pintados, no estuvo. No hay que matarlo: es un buen equipo. Pero tampoco hay que ponderarlo demasiado ante un eventual buen resultado: tampoco es un gran equipo.


INDEPENDIENTE 1
OLIMPO 1

25 M. Campaña (5)
16 F. Bustos (7)
2 A. Franco (4)
3 N. Tagliafico (6)
6 J. Sánchez Miño (5)
23 N. Domínguez (6)
10 W. Erviti (4)
24 E. Rigoni (4)
7 M. Benítez (4)
27 E. Barco (5)
18 L. Albertengo (5)
Suplentes: 13-G. Rehak, 4-G. Toledo, 5-J. Vitale, 28-L. Álvarez y 21-D. Blanco.
DT: Ariel Holan.


1 A. Gabbarini (6)
24 E. Parnisari (7)
2 C. Rodríguez (6)
31 Y. Cabral (5)
25 N. Pantaleone (5)
18 J. Blanco (5)
30 M. Pérez Guedes (6)
19 E. Telechea (5)
27 R. Caballuci (6)
7 F. Pizzini (5)
9 F. Coniglio (5)
Suplentes: 26-S. Anchoverri, 4-N. Álvarez, 22-S. Llambayd y 17-L. Belleggia.
DT: Mario Sciacqua.

Cambios: En Independiente: 18m ST 8-M. Meza por Benítez y 31m ST 19-G. Togni por Erviti. En Olimpo: 32m ST 15-E. Vidal por Caballuci, 39m ST 21-M. Mayer por Coniglio y 44m ST 28-F. Troyansky por Telechea.
Gol en el primer tiempo: 35m Albertengo (I).
Gol en el segundo tiempo: 5m C. Rodríguez (O).
Árbitro: Fernando Espinoza (3).
Asistentes: Lucas Germanotta y Alejandro Mazza.
Estadio: Libertadores de América.
Reserva: Independiente 2 (E. Contreras y N. Messiniti) - Olimpo 2 (A. Rodríguez e I. Pierce).
Público: 24.000.



Fuente Don Balón

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.