Páginas vistas en total

lunes, 19 de junio de 2017

El Rojo y la maldición de los puntos que se escaparon en casa



Por Carlos Sarraf

El ciclo, que señala muy buenos números en general, muestra su talón de Aquiles con los partidos que no pudo ganar en el Libertadores de América ante equipos que peleaban o pelean por no descender.

Los números no mienten y por el momento, a falta de dos fechas para el cierre del campeonato, puede afirmarse que el talón de Aquiles del Independiente de Ariel Holan fue no poder sacar buenos resultados de local. El Rojo, desde que se reanudo el torneo, sumó cinco empates y dos victorias en el Libertadores de América, 11 puntos sobre 21 en juego con una eficacia del 52,3 por ciento. Pero lo peor es que resignó puntos ante rivales que peleaban por no descender. Olimpo no fue la excepción y el punto logrado no le permitió meterse de lleno en la clasificación a la Libertadores y tendrá que pelearla en la visita a Unión y en el cierre ante Lanús.


Sufrió en el inicio de la era Holan. Empate tras empate en casa habían complicado esos primeros pasos del entrenador. San Martín de San Juan, Vélez, Atlético de Rafaela fueron igualdades que no cayeron bien en el hincha pero que se fueron equiparando con triunfos de visitante, donde la campaña con Holan marca 16 puntos de 21 en juego en el torneo, con 76,1 por ciento de eficacia.
En ese momento, cuando el equipo comenzó a crecer nadie reparó en que esos puntos podrían complicar el objetivo copero. Pero ahora que está llegando el final y cada punto vale oro, los dos que dejó escapar ayer duelen ya que si el Rojo le ganaba a Olimpo se metía en el selecto grupo de los cinco clasificados a la Libertadores, aventajando además por puntos a Newell’s; el último que hoy por hoy está ingresando. Pero el Rojo no pudo pasar del empate. Nuevamente no encontró la llave para destrabar un encuentro ante un rival necesitado de puntos que le propuso pelea y que lo atacó cada vez que pudo.

Ahora Independiente está obligado a ganar los dos encuentros que le quedan (visitará el jueves a Unión y recibirá a Lanús en la última) y también tendrá que esperar porque no depende de si mismo para atesorar el cupo que le permita cumplir con el objetivo planteado para este semestre: clasificar a la próximo Libertadores, ese gran objeto de deseo de todos los hinchas del Rojo.



Fuente Diario Popular

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.